honeydressing by Mirian Pérez

18 octubre 2017

BODA 3º parte

Con los postres llegaron los cubanos, un grupo de música de lo más divertido que hay! Tocan versiones y a la vez, dicen algo de cada invitado, increíble. A la tercera canción ya estábamos todos dándolo todo y con un gin tonic en la mano. Ellos estuvieron tocando unas dos horitas que se nos pasaron volando. Al acabar, me cambié de vestido y Javi y yo bailamos el típico baile de novios. La canción que sonó fue “Forever Young”. Bailamos muy juntos, muy lento, muy enamorados. El baile con él más especial de mi vida.

Fotos Maria Selegna.

Para el tercer vestido, y último de la noche, elegí un diseño de Lorena O´Campo, nunca antes habíamos hecho nada juntas pero si seguía su trabajo de cerca y que mejor ocasión para hacer algo por fin. Quería algo muy, muy sexy. Totalmente diferente a los dos primeros. Elegimos corte sirena y tejido en tull enriquecido con flores de alto relieve con falda en organza de seda natural de Valentino. El resultado me encantó y trabajar con ella ha sido una maravilla. Las sandalias son de Hannibal Laguna.

Fue una noche maravillosa. Ver a la gente que más me quieres contigo celebrando es uno de los mejores regalos de la vida. Creo que soy la mujer más cursi que conozco, me lo está diciendo Javi y mis amigas, pero es que lo siento así jaja!! Qué viva la vida y qué viva el amor!
Mañana haré un post con todos los detalles (deco, regalitos etc) y la semana que viene con el plan del día siguiente que también moló un montón.

Muchos besos,

Miri


5 ComentariosEnviado por: Mirian Pérez

17 octubre 2017

BODA 2º parte

La segunda parte de la boda, fue el plato fuerte de la tarde. Se dividió por un lado, en la ceremonia y por otro, en el ritual del amor. Para llegar al altar me acompañaron mi madre y mis hermanas, fuimos las cinco. No se me ocurría mejor compañía que esa. Mientras, sonaba mi canción favorita; estrellitas y duendes de Juan Luis Guerra. Fue un momento único y emocionante. De mis preferidos de ese día. Ahora recuerdo ese paseo de sesenta metros aproximadamente y siento como si haya ido flotando, como si fuese ligera, como cuando vemos una pluma moverse al compás del aire. Sentí magia pura, serenidad y felicidad. Una sensación que nunca antes había sentido y que sueño con volver a vivirla pronto. 

Allí, me estaba esperando Javi, más guapo que nunca. La ceremonia fue muy a nuestra manera. Y lo único que hicimos fue decirles a nuestros invitados (nuestras personas más cercanas) lo especiales que son para nosotros, dedicándoles unas frases a cada uno. Y después ellos a nosotros. Y como no, yo a Javi, y Javi a mí. La ceremonia estaba prevista que durara cuarenta minutos y se alargó una hora y media. Imaginen, la cantidad de emociones y lágrimas de felicidad que hubo allí.

Al acabar, fuimos directos a hacer el ritual del amor oficiado por una de mis mejores amigas, Pepa. Si tuviera que describirla en pocas palabras diría de ella que es un alma pura, auténtica y única. Con un carisma que le desborda. Nos hizo el ritual más bonito del mundo. Todos alrededor de nosotros deseándonos lo mejor y poniendo una vela en el agua como símbolo de sus deseos hacia nosotros. Bambi fue la primera que lo hizo lanzándose ella misma. Casi me la como, no la hay más linda. 

Para el momento de la ceremonia. elegí un vestido de Hannibal Laguna, confeccionado y modelado en mi cuerpo a través de capas y microplisados de tul de seda. Cientos de pétalos y cristales enmarcaban la cintura simulando una delicada cascada de flores. Crear el vestido desde cero con el diseñador ha sido una de las experiencias más bonitas de este proceso de los preparativos. Tuvimos que hacerlo en apenas un mes porque además pillaba el mes de agosto de por medio. Hannibal, desde el primer momento supo plasmar justo lo que yo quería y cuando fui a la primera prueba, entré en el probador y lo vi en el maniquí, sentí que era más bonito de lo que siempre imaginé. De nuevo, los nervios a flor de piel. Nervios de felicidad. Mi querido Hannibal, gracias de corazón. Gracias por hacer el segundo vestido de mis sueños. Las joyas que adornaron el vestido fueron estos maravillosos pendientes de la joyería Suárez que también, pude seguir todo su proceso de creación. Pendientes SUR MESURE en oro blanco con dos aguamarinas ovales y dos morganitas. Todas rodeadas por 88 diamantes blancos. Para dar movimiento, longitud y ligereza a la pieza los artesanos de Suárez montaron en garras articuladas 16 zafiros azul pastel con un peso de 0,32 quilates. Un sueño hecho realidad.

Para cenar, decidimos crear varios ambientes y que cada uno eligiera donde sentarse. Fue tipo cóctel con varios puestos de apoyo con diferentes platos. Queríamos una cena relajada, distendida y divertida. Sin protocolos y obligaciones. Una vez acabamos, me quite el velo para bailar más cómoda las primeras canciones y añadí un tocado hecho a mano con mini ojitas de porcelana de Tocados Tousette. Los zapatos son de Pura López.

Y mañana les sigo contando más…


28 ComentariosEnviado por: Mirian Pérez

Post Anterior